El Jardín de Infantes Nº103, de la ciudad de Paysandú, obtuvo el premio “Mi patio es el Mundo”, en su edición 2021, que se viene desarrollando desde hace cuatro años, siendo ésta la primera vez que una escuela pública se hace acreedora a esta distinción. Participan instituciones de Argentina , Bolivia. Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. En cada edición se otorga un primer premio y una mención en cada país.

Esta iniciativa, de la Organización Mundial para la Educación Preescolar (OMEP) y Fundación Arcor, tiene como objetivo destacar proyectos creativos e innovadores vinculados con la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS); apoyar los esfuerzos y logros de aquellos equipos docentes que desarrollan proyectos y experiencias para la mejora de la calidad educativa y compartir las experiencias y saberes construidos entre docentes, comunidades y sistemas educativos.

El jardín Nª103 de Paysandú, desarrolla su proyecto “Jalaná, fiesta en el recreo”, desde el año 2019. El mismo, surge a partir de la inquietud de los niños, que manifestaron la necesidad de contar con un espacio de juegos en el patio. Si bien contaban con un terreno espacioso, tenían pocos juegos.

Es así que, a partir de asambleas con los niños, los docentes y el personal del jardín, se acuerda la creación de un espacio recreativo, teniendo en cuenta que: los juegos debían estar adaptados al nivel etario de los niños y ser inclusivos; permitir el desarrollo de habilidades motrices y ser fabricado y colocados por personas no especializadas. También se acordó que el material a utilizar fuera de desecho.

El proyecto fue denominado “jalaná”, un vocablo charrúa que significa “fiesta, alegría, movimiento”, por nacer en el “Año Internacional de las Lenguas Indígenas”. La ejecución del proyecto contó con la participación tanto de la comunidad educativa como de las familias y de la localidad, desde el aporte de las ideas y la planificación de los espacios hasta la ejecución del mismo. Ahora, el patio de recreo cuenta con una gran cantidad de juegos innovadores, que ayudan a despertar la imaginación de los niños y permiten jugar sin estereotipos que los limiten. Además, en el año 2020, se plantaron árboles nativos como parte de la planificación del espacio, contando con el apoyo y asesoramiento de la ONG Grupo Ecológico Naturista Sanducero (GENSA).

Al decir de los docentes, “el patio es el lugar donde suceden los momentos creativos, físicos y sociales de las infancias. Los niños del Jardín necesitaban que nuevas oportunidades de movimiento y juego sucedieran; que otras acciones, experiencias y exploraciones se experimentaran”.

Recibir este premio, brinda la posibilidad de que el proyecto sea publicado y conocido, además de la contribución económica, con la que el Jardín de Infantes Nº103 proyecta la expansión de sus áreas verdes, el mantenimiento de los juegos existentes y mejora de la huerta escolar.

Cabe mencionar que ya está abierta la convocatoria para el premio “Mi patio es el Mundo”, edición 2022. En el siguiente link encuentran toda la información: https://fundacionarcor.org/premio-mi-patio-es-el-mundo-edicion-2022/